¿Qué equipo Fotográfico necesito para realizar un reportaje de Bodas?

A muchos fotógrafos les surge esta duda, ¿qué equipo fotográfico es el más adecuado para realizar un reportaje de bodas? yo como fotógrafo de bodas en Málaga  os voy a dar mi opinión de qué equipo sería el más óptimo para la realización de este trabajo. Es importante remarcar que esta es solo mi opinión, basada en años de experiencia trabajando como fotógrafo de bodas en Málaga y habiendo probada diversas combinaciones en eventos de este tipo.

Cuerpo de la Cámara

Empecemos por el cuerpo de la cámara. Posiblemente habréis oído en algunas ocasiones que el cuerpo es lo de menos y lo más importantes son las lentes. Esto tiene su parte de verdad y su parte de falso ya que el cuerpo de nuestra cámara jugará un papel muy importante. Para realizar un trabajo profesional se requiere un equipo profesional por diversos motivos. ¿Qué consideramos un cuerpo profesional? Pues básicamente un cuerpo Full Frame (o formato completo, en español) las cámaras con sensor Full Frame tienen el sensor de mayor tamaño y por lo tanto las celdas que lo componen tienen un tamaño superior que les permite recoger más luz de la escena con la que se está trabajando, nos dan la posibilidad de trabajar a un sensibilidad ISO muy alta respecto a otros dispositivos de gamas inferiores, al poder trabajar con ISOs más altos podremos desenvolvernos en circunstancias de poca iluminación como puede ser el interior de una iglesia o el baile nupcial, donde las luces suelen atenuarse para dar un ambiente más romántico. Otra circunstancia donde un cuerpo full Frame marcará la diferencia será en la casa de los novios donde generalmente tendremos que trabajar en ambientes poco iluminados y nuevamente, nuestro cuerpo full Frame podrá ser lo que marque la diferencia entre un resultado mediocre o un resultado verdaderamente profesional.
 
Hoy día se pueden encontrar equipos profesionales de segunda mano por precios relativamente asequibles, si te decides por esta opción fíjate muy bien en el estado del equipo, pruébalo sin prisas, dispara fotos con diferentes diafragmas y fíjate que no tenga ninguna anomalía. Otra cosa a tener en cuenta y que muchas veces olvidamos es averiguar los disparos que tiene el equipo, para esto podremos instalar en nuestro portátil algunos de los muchos programas gratis que podremos encontrar en la red y que nos dirá el número exacto de tomas que se han realizado con nuestra pretendiente.
A parte del ISO estos cuerpos ofrecen muy buena ergonomía, fáciles de manejar y con una gran resistencia en su rendimiento, ¡Imagínate disparar 2000 fotos en 10 horas!

¿Cuántas Cámaras Debe Llevar un Fotógrafo de Bodas?

Otra pregunta frecuente a la hora de afrontar estos eventos es si con una cámara será suficiente. Se puede hacer una boda con una sola cámara, por supuesto, pero piensa que ocurriría si en mitad de la ceremonia desgraciadamente tu cámara deja de funcionar, a mí personalmente solo de imaginármelo me entran tembleques así que no te la juegues y ¡lleva siempre contigo un cuerpo sustituto! Ten en cuenta también que si llevas dos cuerpos podrás trabajar con dos objetivos diferentes sin tener que estar cambiándolo y perdiéndote casi con seguridad grandes momentos que capturar.

Objetivos idóneos para un reportaje de bodas

En este punto mi opinión no va a ser tan definida como respecto el cuerpo ya que aquí entra es escena el factor que nos diferencia a cada uno de nosotros, nuestro estilo fotográfico. Si es cierto que cuanto mejores sean las lentes, mayor nitidez, calidad y velocidad de enfoque tendremos. También influirá la máxima apertura que el diafragma nos ofrezca, a más apertura, menos luz necesitaremos para obtener imágenes con exposiciones correctas. Así que en este punto tendrás que pensar con detenimiento que objetivos serán más acorde a tu forma de disparar, que estilo quieres mostrar en tus trabajos, este será un factor de gran importancia para definirte como fotógrafo profesional de bodas.
Para haceros una idea os contaré que objetivos utilizo como fotógrafo de bodas en Málaga.

Suelo optar por tres lentes diferentes, una focal fija de 50mm f1.4 que me aporta una gran calidad de imagen en retratos y en lugares donde puedo moverme con tiempo para buscar la distancia correcta, como puede ser en una sesión pre-boda con los novios. Otra focal fija que siempre llevo en mi mochila de fotógrafo de bodas es un 85mm f,1.8 que al igual que la anterior me aporta gran calidad pero esta vez, con marco más cerrado. La tercera lente y posiblemente la que más uso es un 24-70mm 2.8 de canon, esta lente me permite acercarme y alejarme de lo que en ese momento encuentro interesante sin moverme, pudiendo ser discreto y no entorpecer en ningún momento el curso natural del evento siendo esto algo muy valorado por los novios.
Acordaros siempre de llevar tarjetas de memoria de gran capacidad para que nunca nos falte espacio y poder disparar siempre en formato Raw.

[Total:2    Promedio:5/5]